sábado, 16 de diciembre de 2017

DOMASH TVERDISLAVICH.



Unos días antes de la gloriosa batalla del lago Peipus (1242) en la que los guerreros de la santa Rusia, comandados por Alexander Nevski, derrotaron a la Orden Teutónica, se produjo un choque en el puente de Moeeste. El boyardo de Novgorod Domash Tverdislavich fue emboscado y asesinado, cuando intentaba rescatar a algunos de sus hombres. Domash murió, pero algunos de sus hombres pudieron huir y advertir que el enemigo avanzaba.

viernes, 15 de diciembre de 2017

CABALLEROS TEMPLARIOS Y CABALLEROS JEDI.



Caballeros de capucha y espada, monjes guerreros, mitad místicos y mitad soldados, guardianes de una antigua tradición, adalides de la justicia y buscadores incansables de la perfección del espíritu. Templarios y Jedi comparten una misma esencia.

Los grandes creadores de sueños de la historia, desde Homero hasta Georges Lucas, pasando por William Shakespeare, J.R.R. Tolkien y Walt Disney, siempre bucearon en los océanos de la literatura, la historia, el arte, las leyendas y las tradiciones populares, para configurar a sus criaturas y personajes. Como escribió Sánchez Dragó hace cuarenta años en su Gárgoris y Habidis “es imposible fabular desde el vacío”. Del mismo modo que es imposible soñar sin recuerdos ni vivencias. La generación espontánea es una simple quimera.


A la hora de dibujar a los Caballeros Jedi, el visionario George Lucas buscó (y encontró) inspiración en los samuráis japoneses, en los monjes shaolín chinos y en la Orden del Temple. Esta orden miliar surgió en un momento y en un contexto muy concreto: la época de las cruzadas. Aunque la Orden del Temple es la más conocida, no fue la única creada en Tierra Santa, pues la Orden de San Juan de Jerusalén o la de los Caballeros Teutónicos, también nacieron al calor de la cruzada. Los miembros de estas órdenes militares aunaban la faceta militar y la monástica.

Utilizando la lupa de la curiosidad (aumentada con ciertas dosis de frikismo) podemos encontrar ciertas similitudes entre los caballeros del temple y los caballeros jedi.

Jedi y Templarios eran caballeros, expertos en la lucha cuerpo a cuerpo, pero también se comportan como monjes, y siguen la estricta regla de la Orden. Una orden que se muestra perfectamente jerarquizada, con aprendices (padawan), caballeros y maestros. El Capítulo General es el órgano supremo de la Orden del Temple, y el Consejo Jedi guía los destinos de sus caballeros y establece las directrices a seguir.

La fuerza - el equilibrio del Universo - o Dios. No hay que ser muy avispado para comprender que la fuerza se puede equiparar con Dios (sea el Dios que sea). Los Jedi tienen su propio templo, que sirve como sede de la Orden, y los templarios tuvieron su primera casa en las ruinas del antiguo templo de Salomón en Jerusalén.


Al igual que la fuerza tiene su reverso tenebroso, también el Dios Cristiano lo tiene, pero en este caso no nos referimos a Lucifer (qué también) sino al Islam, al secular rival del Temple. Los templarios encontraron a sus sith en los musulmanes sarracenos o en los fanáticos hashshashin , desencadenando una auténtica guerra santa. Tanto en los conflictos en que se vieron implicados los templarios, como la lucha denodada de los jedi, subyace la idea de cruzada.


La espada, el símbolo arquetípico del caballero, del noble, del aristócrata, define en definitiva a templarios y jedi. Al fin y al cabo, los jedi no dejan de formar una casta, cerrada, con sus propias reglas y estrictas normas. Célibes, pobres y obedientes como cualquier monje. Y cuidadito con el que intente evadir estos votos. (Anakin lo hizo y mirad como acabó)..Ambos caballeros – jedi y templario – renuncian al amor romántico, por un amor más puro y universal.


Fijémonos ahora en el enigmático sello de los templarios: dos cabalgan juntos; el maestro y el aprendiz. Obi Wan y Anekin, Yoda y el joven Luke. El Jedi y el Padawan. Hasta hoy nadie ha sabido explicar de forma convincente el significado del símbolo templario en que dos caballeros utilizan una misma montura. ¿No encontramos con un caballero y su aprendiz?


La tragedia sobreviene en esta larga historia. el papa Clemente V en connivencia con el rey de Francia – Felipe IV el Hermoso - desarticuló la orden del temple y mandó a la hoguera su último maestre Jacques de Molay , mientras que los jedi – en virtud de la orden 66 – fueron traicionados, masacrados y declarados proscritos. Mas a pesar de la brutalidad algunos caballeros lograron sobrevivir.

Mucho se ha escrito sobre la supervivencia de la Orden del Temple, se cuenta que algunos caballeros llegaron a Escocia y ayudaron al rey Robert Bruce a derrotar a los invasores ingleses o que un enigmático personaje llamado Marcus Larmenius mantuvo la existencia de la orden en la clandestinidad. En el fondo se trata de leyendas de reciente creación, poca tradición y nula credibilidad.


Pero de la misma manera que Luke Skywalker dirigió la fundación (y desarrollo) de la Nueva Orden Jedi, el rey portugués Dionisio I “el labrador”, aglutinó a los antiguos caballeros templarios y sus posesiones, y fundó la Orden de Cristo. Un siglo después, esta Orden de Cristo, bajo el maestrazgo de Enrique el Navegante, se lanzó a la conquista de los mares.

La espada (de luz o de acero) , es la más noble de las armas y símbolo de un cuerpo creado para defender al más débil, llámese Cristiandad o República. Los Jedi fueron los defensores de la República, de un ideal de democracia, amenazada por las ansias absolutistas del Imperio Galáctico. La Orden Teutónica era – de forma similar – el brazo armado de la Hansa, una poderosa asociación de comerciantes y ciudades del Norte de Europa.


Como las aventuras de Obi Wan Kenobi, Qui Gon Jin, Luke Skywalker y el maestro Yoda ocurrieron hace mucho tiempo, en una galaxia muy muy lejana, nunca sabremos a ciencia cierta si George Lucas se inspiró en los Templarios, o si por el contrario, fueron los pobres caballeros de Cristo los que imitaron a los Jedi. En una última vuelta de tuerca, podemos jugar a imaginar a un noble caballero jedi que huyendo de la traición, llegó con su nave a nuestro planeta durante la Edad Media, para acabar instruyendo a los primeros caballeros de Hugo de Payns en las ruinas del templo de Jerusalén.  


jueves, 14 de diciembre de 2017

MATHIEU DE MONTMORENCY.



Condestable de Francia y uno de los guerreros más reputados de su tiempo. Participó en numerosas batallas durante la primera mitad del siglo XIII, incluyendo la conquista de Normandía y la cruzada cátara. En 1214 tuvo una destacada actuación en la batalla de Bouvines en el ejército de Felipe Augusto. Ese día las tropas francesas derrotaron a una coalición formada por el Sacro Imperio, huestes inglesas de Juan Sin Tierra, y los condados de Holanda y de Flandes. Según la leyenda, al final de la batalla, capturó doce estandartes imperiales.  

miércoles, 13 de diciembre de 2017

ORDEN DE SAN LÁZARO.



La Orden Militar y Hospitalaria de San Lázaro de Jerusalén es una orden de caballería (que sigue existiendo con carácter honorífico) que fue fundada después de la Primera Cruzada. Sus miembros además de acoger peregrinos y luchar con la espada contra el Islam, se dedicaron a tratar a los leprosos, una enfermedad mortal y terrible que arrasó Europa durante el Medievo. Una cruz verde de ocho puntas es su símbolo. La orden abrió hospitales y leproserías, consagradas a su santo, patrón a lo largo y ancho del continente.  ¿Primeros especialistas en enfermedades contagiosas?

lunes, 11 de diciembre de 2017

NESS DE BRODGAR.



Descubierto hace poco más de una década, este misterioso complejo de templos en la isla de Mainland, archipiélago de las Orcadas, se cree que es el epicentro de lo que fue una vez un vasto complejo ritual. La extraordinaria planificación, la artesanía y la historia milenaria del sitio están ayudando a reescribir toda nuestra comprensión del neolítico en las Islas Británicas.

domingo, 10 de diciembre de 2017

REBECO, EL ANTÍLOPE DE LAS CUMBRES.



Desde la Cordillera Cantábria hasta el Cáucaso, la elegante silueta del rebeco vigila desde las cumbres, brinca de peña en peña y trepa por las laderas más escarpadas en todas las montañas del sur de Europa.


El rebeco (Rupicapra rupicapra) también denominado sarrio o gamuza es un rumiante de pequeño tamaño, miembro especial de la numerosa familia de los bóvidos. Decimos que es especial, porque su aspecto sugiere una especie de cruce entre antílope y cabra. Una criatura montaraz y grácil, con cuernos en forma de gancho y dotado de una habilidad especial para trotar por los riscos y trepar por las montañas.


Su hábitat preferido es la montaña, aunque también lo podemos encontrar en la llanura, tanto en bosques caducifolios como penetrando en los grandes bosques de coníferas en busca de refugio y comida. Los rebecos realizan migraciones verticales de corto recorrido; en verano suben a los parajes alpinos, las máximas altitudes por encima de los pastos de los rebaños domésticos (y preferentemente lejos de las interferencias humanas), mientras que en invierno descienden de la montaña para ocupar el límite superior del bosque y hábitats estrictamente forestales.


Animal sociable (y gregario) forma grupos mixtos de entre 5 y 20 individuos (aunque según las condiciones pueden alcanzar el centenar). Un macho viejo y experimentado vela por la seguridad de la manada y advierte a todos en caso de peligro lanzando un grito de alarma. No obstante, es bastante común que los machos vivan apartados de las hembras, o en compañía de otro solitario.



En época de celo el macho dominante reúne un harén de hembras y las defiende de las apetencias de otros competidores. Machos solitarios de gran tamaño se acantonan en sitios inaccesibles y pasan allí largas temporadas, expulsando de su territorio a otros rebaños o indiviuos intrusos.


sábado, 9 de diciembre de 2017

BERNARDO DE CHARTRES.



Insigne figura de la prestigiosa Escuela de Chartres, una especie de maestro total que propugnaba una educación integral, capaz de cubrir las disciplinas más importantes; gramática, poesía, lógica, retórica, matemáticas, física, ética.... conociendo cuantas más disciplinas y cuanto más profundamente se impregne uno de ellas, con más plenitud se captará la perfección de los escritores antiguos, como Virgilio o Lucano.


Bernardo escribió, en un momento en que Chartres era el gran centro de referencia del conocimiento y la ciencia: “Somos enanos encaramados en los hombros de gigantes”·.  

viernes, 8 de diciembre de 2017

BAJA NAVARRA.



Baja Navarra, Basse-Navarre o Nafarroa Behera, administrativamente francesa, históricamente navarra y cultural (y lingüísticamente) vasca, es la provincia central de las tres que conforman el País Vasco francés (Iparralde). Una comarca húmeda y lluviosa, donde se alternan valles y cumbres, tapizada por una sugerente masa forestal de robles, castaños, hayas y abedules, y los lugareños pastorean sus rebaños de ovejas. La jacobea Saint Jean Pied de Port es su localidad más conocida y visitada.

En época romana era el hogar de los aquitanos y en los albores de la Edad Media estuvo integrada en el ducado de Vasconia. En el siglo XII Ricardo Corazón de León (a la sazón cuñado de Sancho VII) se la cedió al Reino de Navarra. Durante varios siglos formó la merindad de ultrapuertos, hasta que en 1530 el emperador Carlos V se retiró de la Baja Navarro por considerar muy difícil y costosa su defensa y mantenimiento. Los franceses empezaron a llamarla Basse-Navarra y la incorporaron a su corona, de tal forma que, a partir de Enrique IV los monarcas se intitularon “Reyes de Francia y de Navarra”. La Paz de los Pirineos de 1659 estableció definitivamente los límites fronterizos entre España y Francia en las cumbres pirenaicas.

La provincia fue capaz de mantener sus tradicionales fueros hasta la época de la Revolución Francesa (1789). Actualmente está integrada en el departamento de los Pirineos Atlánticos.


jueves, 7 de diciembre de 2017

MERLÍN.



Este Merlín era un hombre sabio y sutil con extraños y secretos poderes proféticos capaz de esos trastornos de lo ordinario y lo evidente que reciben el nombre de magia. Conocía los tortuosos senderos de la mente humana y sabia además que un hombre simple y abierto es muy receptivo cuando algo misterioso lo confunde, y Merlín se complacía en el misterio.

Los hechos del Rey Arturo y 
sus nobles caballeros.
John Steinbeck.

miércoles, 6 de diciembre de 2017

LOS HUNOS A LA VISTA.



La historia de Europa empieza en China.

En aquel remoto y desconocido país se había establecido un imperio que, como el romano en Occidente y poco más o menos en los mismos siglos, había unificado el Oriente; más tarde, en su decadencia, se encontró expuesto al mismo peligro: el de los bárbaros que acechaban sus fronteras. La única diferencia era que en Roma la amenaza venía del este, en tanto que en China lo hacía del oeste. Contra estas poblaciones nómadas y salvajes que vagaban desde el Don a Mongolia en las estepas del Asia Central, los emperadores chinos elevaron la Gran Muralla, lo mismo que los romanos habían levantado el limes; pero las murallas sirven para algo si existe un ejército que las defienda. Por sí solas, no valen nada. Hacia finales del siglo III, el ejército chino se parecía al francés de 1940, y la Gran Muralla se convirtió en un simple obstáculo de concurso hípico para los temerarios jinetes mongoles que la tomaron al asalto. Los historiadores chinos llamaron jong-nu a aquellos indisciplinados y atrevidos saqueadores que penetraron en su país llevando consigo el desorden, destruyéndolo todo sin construir nada, hasta que fueron expulsados por otros bárbaros. Estos, que se llamaban juan-juan, reunificaron poco a poco China y rechazaron más allá de la muralla a todos los invasores.

Para los jong-un, condenados al nomadismo porque no tenían ninguna noción de agricultura, no quedaba otro remedio que volver a intentar en el oeste la empresa que había fracasado en el este. En aquella dirección no había grandes murallas que superar y mucho menos ejércitos que vencer. Desde Mongolia, su cuna, hasta el Elba y el Danubio no se extendían más que estepas y llanuras habitadas por escasas tribus germanas de pastores, y hacia mediados del siglo IV comenzó el gran aluvión.
Indro Montanelli.
Historia de la Edad Media.

martes, 5 de diciembre de 2017

VERDORES DEL SAHARA.



En Tassili y otras comarcas del Sáhara, las pinturas rupestres nos ofrecen, desde hace unos seis mil años, estilizadas imágenes de vacas, toros, antílopes, jirafas, rinocerontes, elefantes...

¿Esos animales eran pura imaginación? ¿O bebían arena los habitantes del desierto? ¿Y qué comían? ¿Piedras?.

El arte nos cuenta que el desierto no era desierto. Sus lagos parecían mares y sus valles daban de pastar a los animales que tiempo después tuvieron que emigrar al sur, en busca del verdor perdido.

Espejos. Eduardo Galeano.

lunes, 4 de diciembre de 2017

DE LOS TREINTA LORENSES Y DEL MUERTO A QUIEN EL APÓSTOL LLEVÓ EN UNA NOCHE DESDE LOS PUERTOS DE CIZE HASTA SU MONASTERIO.



En el presente milagro del bienaventurado Santiago el de Zebedeo apóstol de Galicia, se demuestra que es verdad lo que atestigua la Escritura: Mejor es no hacer votos que después de hacerlos volverse atrás. Pues se cuenta que treinta caballeros en tierras de Lorena hicieron propósito por piadosa devoción de visitar el sepulcro de Santiago en la región de Galicia el año mil ochenta de la encarnacion del Señor. Mas como la mente humana cambia a veces cuando se promete mucho, se dieron entre sí palabra de ayuda mutua y pactaron obligació común de guardarse fidelidad. Sin embargo, uno de dicho número no quiso ligarse con tal juramento. Por fin todos ellos habiendo emprendido el viaje proyectado, llegaron sin daño hasta la ciudad de Gascuña llamada Porta Clusa. Pero allí uno de ellos cayó enfermo y de nigún modo podía caminar. Sus compañeros en virtud de la fe prometida le llevaron con gran trabajo en los caballos o con sus manos durante quince días hasta los puertos de Cize, cuando este trecho suele hacerse en cinco días por los expeditos.

Finalmente cansados y aburridos, posponiendo la fe pactada, abandonaron al enfermo. Mas solo aquel que no le había dado palabra le dió prueba de lealtad y piedad no abandonándole, y a la noche siguiente veló junto a él en la aldea de San Miguel al pie del puerto mencionado. Por la mañana dijo el enfermo a su compañero que tratase de subir al puerto, si quería aprovechar para sí mismo sano el auxilio de sus fuerzas. Pero él respondió que no le abandonaría nunca hasta la muerte. Así, pues, habiendo subido juntos a la cima, se cerró el día, el alma bienaventurada del enfermo salió de este vano mundo y fué puesta por méritos en el descanso del paraíso, llevada por Santiago. Viendo esto el vivo, muy asustado por la soledad del lugar, la oscuridad de la noche, la presencia del muerto y el horror de la bárbara gente de los vascos impíos que habita cerca de los puertos, tomó gran miedo.

Como ni en sí mismo ni en hombre alguno hallaba auxilio, dirigiendo al Señor su pensamiento, pidió protección a Santiago con suplicante corazón y el Señor, fuente de piedad, que no abandona a los que en él esperan, se dignó visitar por medio de su Apóstol al desamparado. Efectivamente, Santiago como soldado a caballo se le presentó en medio de su angustia. Y le dijo: ¿Qué haces aquí, hermano ? Señor, contestó él, ante todo deseo enterrar este compañero, mas no tengo medio de enterrarle en este desierto. Entonces el Apóstol le replicó: Alárgame acá ese muerto y tú monta en el caballo detrás de mí hasta que lleguemos al lugar de la sepultura. Y así se hizo. El apostol tomó diligente al difunto en sus brazos delante de sí e hizo montar al vivo a caballo a la grupa. ¡ Maravilloso poder de Dios, maravillosa clemencia de Cristo, maravilloso auxilio de Santiago! Recorrida aquella noche la distancia de doce días de camino, antes de salir el sol, a menos de un milla de su catedral en el Monte del Gozo, bajó del cabllo el Apóstol a los que había traído y mandó al vivo que invitase a los canónigos de dicha basílica a dar sepultura al peregrino de Santiago.

Después añadió: Cuando hayas visto cumplidas dignamente las exequias de tu difunto y tras haber pasado una noche en oración completa, según costumbre, vayas de regreso, en la ciudad llamada León te encontrarás con tus compañeros. Y les dirás: Puesto que habéis obrado deslealmente con vuestro compañero abandonándole, el santo Apóstol os anuncia por mí que vuestras oraciones y peregrinación le desagradan profundamente hasta la debida penitencia. Al oír esto entendió al fin que éste era el Apóstol de Cristo y quiso caer a sus pies, mas el soldado de Dios no le fué visible por más tiempo. Cumplido, pues, todo aquello, al regreso encontró a sus compañeros en la mencionada ciudad y les contó exactamente todo lo que le había ocurrido desde su separación de ellos y cuántas y cuán grandes amenazas había hecho el Apóstol para la falta de cumplimiento de la fidelidad al compañero. Oído todo ello, se admiraron más de lo que puede decirse y acabaron el camino de su peregrinación. Esto fué realizado por el Señor y es admirable a nuestro ver. Porque estas son cosas que hizo el Señor; alegrémonos y regocijémonos por ellas. Ciertamente en este milagro se demuestra que todo lo que se ofrece a Dios debe cumplirse con alegría, para que haciendo votos dignos cconsigamos del Señor su perdón. El cual se digne concedernos Jesus nuestro Señor que con el Padre y el Espíritu Santo vive y reina Dios por los infinitos siglos de los siglos. Así sea.
Códex Calixtino Libro II. 
Libro de los Milagros.

domingo, 3 de diciembre de 2017

JARDÍN DE LOS REYES CAUDILLOS



Conjunto monumental y escultórico, auténtico árbol genealógico de la monarquía asturiana, situado junto a la Catedral del Salvador en Oviedo. 


Los caudillos que dieron forma al Reino de Asturias.


Pelayo.


Favila.


Alfonso I el Católico.


Fruela I


Aurelio.


Silo. 


Alfonso II se encuentra fuera del recinto. 


Mauregato.


Bermudo I el Diácono.


Ramiro I


Ordoño.


Alfonso III el Magno.

sábado, 2 de diciembre de 2017

PUERTOS DE CIZE.



Los dominios de la niebla, han sido camino de trashumancia, paso de arrieros, vía romana, ruta de peregrinación e itinerario de invasión. El Por de Cize – Portus Cisere – es el puerto que comunica el valle francés de Cize – donde se encuentran Saint Michelle y Saint Jean Pied de Port – con el valle navarro de Roncesvalles. Por aquí pasa el Camino de Santiago y la antigua vía romana de Burdeos a Astorga.


“En el País Vasco hay en el camino de Santiago un monte muy alto que se llama Port de Cize, o porque allí se halla la puerta de España, o porque por dicho monte se transportaban las cosas necesarias de una tierra a otra; y su subida tiene ocho millas y su bajada igualmente ocho. Su altura es tanta que parece tocar el cielo. Al que lo escala le parece que puede alcanzar el cielo con la mano. Desde su cumbre pueden verse el mar Británico y el occidental, y las tierras de tres países, a saber: de Castilla, de Aragón y de Francia”.

Códice Calixtino.

viernes, 1 de diciembre de 2017

LA CIUDADELA DE SAINT JEAN PIED DE PORT.



Donde los arquitectos militares de la Edad Moderna, la era de la pólvora y la artillería, levantaron un bastión, existía en la Edad Media un castillo. La Ciudadela de Saint Jean Pied de Port, magnífico ejemplo de baluarte artillero que reposa en la colina Mendiguren, es una muestra indudable del tradicional carácter estratégico de la localidad.



En los inicios del siglo XVI los reyes Carlos I y Francisco I mantenían una enconada disputa (con el trono imperial de fondo) y el castillo medieval aquí situado fue arrasado por las tropas españolas después de un asedio de tres semanas. La tensión constante entre Francia y España y el contexto bélico permanente llevaron a la determinación de convertir Saint Jean pie de Port en un bastión defensivo con guarnición permanente entre Bayona y Pamplona.


Durante la década de 1620 la actual ciudadela fue tomando forma con la construcción de los cuatro bastiones angulares. Antes de que acabase el siglo el ingeniero Vauban, que trabajaba a las órdenes de Luis XIV, el Rey Sol, dejó aquí su marca personal en el estilo de los edificios y puertas, y la construcción de subterráneos.

Desde el siglo XVIII la vida de esta tranquila villa pirenaica transcurría a ritmo de paso militar, con la llegada de convoyes, los movimientos de tropas y la presencia constante de una guarnición de quinientos hombres. Esta ciudadela jugó un destacado papel en las guerras de la Revolución y del Imperio, por aquí pasó Napoleón para invadir España y en 1814 resistió un enconado asedio. En el siglo XX perdió su condición militar, fue declarada Monumento Histórico y actualmente es un colegio.


Desde del cumbre de la colina Mendiguren, la fortaleza domina ciudad y entorno, y podemos obtener una buena perspectiva de los cercanos Puertos de Cize. Hoy es posible meterse en la piel de los soldados que formaban parte de la guarnición permanente de la ciudad y recorrer el camino de ronda (o adarve). Moviéndose uno por aquí puede desentrañar (en altura) los intrincados secretos de la ciudad. Troneras, garitas, almenas y matacanes nos sumergen en un emocionante pasado bélico.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...