jueves, 24 de septiembre de 2015

VLAD INECATUL



En las monarquías hispánicas abundan los Alfonso, en la francesa los Luis y los Carlos, en la húngara los Esteban, y en Valaquia los Vlad. Un nombre de resonancias legendarias y ecos novelescos por obra de Vlad III el Empalador (y su biógrafo no autorizado Bram Stoker). Precisamente en su misma linea sucesoria (más o menos bastarda) encontramos varios voivodas que gobernaron en Valaquia con el nombre de Vlad.

Vlad Inecatul (Vlad VI), de la línea draculesti, para gobernar tuvo que desplazar a Moise, el voivoda anterior, una costumbre muy arraigada en esta parte de Europa, y derrotarlo en batalla. Una vez eliminado Moise (de la rama rival, los Danesti), Vlad Inecatul, hijo de otro Vlad – Vlad cel Tanar (el joven), tan sólo pudo gobernar durante dos años (1530 – 1532) otra costumbre arraigada en la tradición de los Vlad rumanos.

En el caso de Vlad VI no fue la mano traidora la que puso fin a su vida. Una tarde después de un banquete, en el que probablemente habría bebido más alcohol de la cuenta, Vlad salió a dar un paseo a caballo por la orilla del río Dambovita. No se tiene muy claro lo que pasó, lo que si se sabe es que perdió pie, cayó al agua y murió ahogado. Su pseudónimo “Inecatul” hace referencia precisamente a la forma en que murió.



Aunque su reinado no fue especialmente significativo para la historia de Valaquia, la ciudad de Tirgoviste, antigua capital, lo recuerda junto a muchos otros voivodas en un céntrico parque.  
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...