jueves, 17 de septiembre de 2015

TIEMPO Y CLIMA.



Los antiguos estudios deterministas explicaban la evolución de las sociedades humanas a partir del medio físico en que se desarrollaban. En ese sentido, el clima jugaba un papel fundamental y decisivo. Desterradas desde hace algún tiempo las hipótesis deterministas, no podemos olvidar que el medio físico, si no determinante, es un factor a tener en cuenta en el estudio de las sociedades históricas. Como muestra un botón, la dependencia histórica de la agricultura con respecto al suelo y el clima.

En primer lugar es necesario dejar clara la diferencia entre tiempo y clima. Definimos tiempo atmosférico como el estado de la atmósfera en un momento y en un lugar concreto. Mientras que el clima es la sucesión de esos estados de la atmósfera en una región determinada durante un período (estos periodos suelen durar unos 30 años).


Para describir, analizar y caracterizar un clima determinado, vamos a tener en cuenta cuatro elementos medibles: temperatura, precipitaciones, presión atmosférica y vientos. Teniendo en cuenta la interrelación de estos cuatro elementos podemos definir un clima concreto.


El climograma es la representación gráfica de un clima, donde se recogen las temperaturas medias (línea roja) y las precipitaciones totales (barras azules) que se han producido a lo largo de un año en un lugar concreto. Los datos se agrupan por meses y la evolución de estos dos elementos indica el clima del lugar.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...