jueves, 10 de septiembre de 2015

PRIMERA FASE DE LAS RELACIONES FEUDOVASALLÁTICAS.



El desarrollo pleno de las relaciones feudovasalláticas se va a producir en el Occidente Cristiano a partir del siglo XI. Los elementos están instalados y desarrollados en Occidente. Entre los siglos V y X constatamos una primera fase de estas relaciones feudovasalláticas, en la que se desarrolla plenamente la Encomendación carolingia.

Los elementos básicos que van a entablar estas relaciones son los señores y los campesinos (aún no podemos hablar estrictamente de vasallos). Los más humildes prestaban juramento de fidelidad a los poderosos, en una ceremonia teatralizada con la unión de las manos entre ambos, la “Inmixtio manuum”.

El otro elemento básico, y hasta cierto punto definitorio, es el “beneficium”, que el poderoso otorgaba al campesino. Este “beneficium” consiste en el usufruto de una tierra. En la documentación de la época, el “beneficium” se va equiparando al “foedum”; el feudo. En definitiva nos referimos a la más importante fuente de riqueza: la tierra.


A partir de estas fórmulas de dependencia la sociedad se encuentra totalmente imbricada en los aspectos económicos.  
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...