lunes, 14 de septiembre de 2015

MODELO DINÁMICO DE LA ESTRUCTURA TERRESTRE.




El modelo estático de la estructura de las geosfera (el tradicional de corteza, manto y núcleo) está basado en la composición química y los materiales que forman la parte rocosa del planeta. El modelo dinámico viene a completar la comprensión de la estructura interna del planeta y se basa en el comportamiento mecánico de esos materiales; la elasticidad, la plasticidad, el estado físico... Este modelo sirve, adamás, para explicar la Tectónica de Placas y la Deriva Continental, pues entiende nuestro planeta como algo “vivo” en constante cambio.

Las capas del modelo dinámico no se corresponden totalmente con las del otro modelo. Según este enfoque el interior de la tierra está dividido en cuatro zonas (o capas):

Litosfera, es la más externa, y está formada por la corteza y la parte superior del mando. Es una capa rocosa, rígida y se encuentra fragmentada en grandes placas (tectónicas).

Astenosfera, se trata de una capa plástica, en la que los materiales alcanzan elevadas temperaturas y presiones, lo que provoca que en algunas zonas las rocas estén fundidas. Sobre la astenosfera descansa, casi “flota” la litosfera. La astenosfera se corresponde con la parte menos profunda del manto.

Mesosfera, se corresponde con la mayor parte del manto, y la zona de contacto con el núcleo – nivel D – se piensa que podría contener materiales fundidos.


Endosfera, como su propio nombre indica, es la capa más profunda. Se corresponde en su totalidad prácticamente con el núcleo externo y el núcleo interno. Gracias al estudio de las ondas sísmicas se ha descubierto que la parte externa de la endosfera (el núcleo externo) está compuesta por materiales fundidos. 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...