lunes, 14 de septiembre de 2015

HOMO NALEDI, UN NUEVO ANTEPASADO PARA EL HOMBRE.



Cada cierto tiempo la ciencia paleoantropológica desentierra una nueva pista que ayuda a desentrañar un poco más el gran misterio; el origen y la evolución del Ser Humano. El último de estos hallazgos ha sido el Homo naledi, un nuevo antepasado para hombre.

La nueva especie fue descubierta en la cueva Rising Star, cerca de Johannesburgo (Sudáfrica) en 2013 y publicada en septiembre de 2015. Los restos de al menos quince individuos han permitido describir con bastante detalle los rasgos de este individuo.


Homo naledi presenta rasgos semejantes a Australopithecus, y podría tratarse del ejemplo más antiguo del género humano. Tiene un cráneo pequeño, con un cerebro del tamaño de una naranja, que recuerda a los primeros representantes del género homo, el hábilis y el erectus.

La morfología de Homo naledi lo situa justo en el límite de las dos estirpes, Australopithecus y Homo. El tronco en forma de embudo recuerda a los grandes simios actuales, pero las extremidades son prácticamente iguales a las de los humanos actuales. Teniendo en cuenta la anatomía de las manos, podrían utilizar perfectamente herramientas, aunque sus dedos y falanges curvos, significan que estarían adaptados a un hábitat arbóreo.

Con 150 centímetros de altura y una masa de 50 kilogramos, algunas de sus características, como hemos visto, son muy semejantes al hombre moderno Aunque su escasa capacidad craneana y la parte superior del tronco están más próximas a los prehumanos.

Uno de los enigmas que presenta esta especie es el de su antigüedad, pues los investigadores no han logrado establecer una cronología. En ese sentido, las voces críticas mantienen que sin fechas para los fósiles no es posible situar al Homo nadeli en ninguna rama del árbol humano.


Por supuesto, Juan Luis Arsuaga también ha dado su opinión con sobre este descubrimiento, El umbral de la conciencia.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...